JUEGOS NUEVOS

Cómo darle de baja a tu cuenta de Facebook siguiendo estos fáciles pasos


Difícilmente alguien pueda discutir el hecho de que Facebook es una de las redes sociales más grandes. Pero a pesar de la vida social que muchos construyen desde ahí posteando chistes, estados de ánimo, fotos, videos y memes, no son pocos los que se sienten agobiados o aburridos y deciden abandonarla definitivamente.

Quizá ante la amenaza de otras redes sociales, o simplemente porque posee un singular apego por cada usuario, la compañía liderada por Mark Zuckerberg no se lo hará fácil a quien decida irse. La opción para dar de baja a la cuenta no se encuentra fácilmente. Hay que indagar un poco para encontrarla, pero incluso ahí Facebook ofrecerá en primer lugar una alternativa previa: desactivar la cuenta.

Para poder irse primero hay que desactivar

Si uno desactiva la cuenta, siempre podrá volver a abrirla si se arrepiente de la decisión. Al menos, eso piensan en Facebook.

Para desacitvar una cuenta, en primer lugar, una vez en Facebook hay que seleccionar la flecha que está al lado del signo de pregunta y desplegar el menú. Se debe elegir la opción Configuración, y luego seleccionar Administrar Cuenta.

Allí hay varias opciones, como la que elimina la cuenta tras el fallecimiento del titular de la misma, la de elegir una persona que la administre si esa desgracia ocurre y, finalmente, la que permite Desactivar la Cuenta. Está precedida de unas cuantas advertencias: como que algunas personas todavía podrán seguir viendo el material posteado. Así Facebook apela al factor remordimiento. Obviamente, para darle el OK primero pedirá la contraseña.

Ahí no termina el trámite. Con fotos de amigos y un texto emotivo explicando cómo lo extrañarán a uno sus “amigos”, Facebook no largará prenda. Habrá que completar un formulario explicando los motivos de por qué se quiere abandonar la red social. Según la elegida, siempre habrá un mensaje con consejos para prolongar la despedida.

¿Me dejan ir, por favor?

Queda claro, entonces, que Facebook no quiere que nadie se vaya. Por eso complica todavía más la eliminación definitiva de la cuenta. La opción en sí no figura en ningún menú: en la sección de FAQ o respuestas a preguntas frecuentes existe la pregunta clave: ¿Qué tengo que hacer para eliminar permanentemente mi cuenta? (https://www.facebook.com/help/224562897555674) Allí, en el medio de toda una explicación de todo lo malo que puede ocurrir si se borra la cuenta (por ejemplo, que se perderán todas las fotos y videos compartidos) y la advertencia de que conviene hacer una copia de seguridad de los datos almacenados, figura entre líneas la palabra Avísanos, único enlace que permite realmente eliminar la cuenta en forma definitiva.

Por supuesto, como es posible imaginarse, la cosa no termina ahí. Una vez seleccionada la opción, habrá que introducir la contraseña y descifrar un difuso captcha. E incluso una vez que se descifre (que a veces requerirá de varios intentos o un título en Arqueología), Facebook advertirá que la cuenta fue suspendida y que recién luego de 14 días se eliminará definitivamente. Eso sí, con solo volver una vez en cualquier momento de esas dos semanas, se anulará todo el proceso.

No hay posibilidad de darse de baja por error. La única opción para quien no quiere estar más en la red social evitándose todo el trámite es simplemente ignorarla y no entrar más a ella. Como si eso fuera algo sencillo.

No hay comentarios