JUEGOS NUEVOS

Microsoft Pay, el sistema de pago más absurdo que ha existido

Microsoft Wallet

Recientemente, varias aplicaciones de Microsoft se han estado actualizando con cambios importantes acorde a las necesidades y solicitud de los usuarios de la compañía, como por ejemplo Skype, que ya permite el uso de Cortana dentro del servicio.

Más recientemente es el caso de Outlook, que ha integrado el manejo y edición de los grupos de Office 365, demostrando el interés de la compañía por englobar todos sus servicios en uno sólo, en este caso, el de Office 365.

Uno pensaría que algunas de las aplicaciones exclusivas de Windows Phone ya no se actualizarían, luego de que se confirmara la muerte de Windows 10 Mobile, pero no es el caso, y aquí tenemos un ejemplo de ello.


Una actualización sin un uso aparente

Microsoft Pay
Actualmente, es posible hacer el pago de productos y servicios a través del teléfono móvil mediante una aplicación enlazada a nuestras tarjetas. En el caso de Apple está el Apple Pay, y con Google el Android Pay. Era lógico que Microsoft Wallet cambiara su nombre a Microsoft Pay, lo cual resulta mucho más lógico y fácil de aprender.

Esta actualización de nombre viene junto al de la Microsoft Store, que hasta hace poco era conocida como Windows Store. Aparte del cambio de nombre, no hay mayores novedades con esta aplicación, aunque se agradece la nueva nomenclatura para una mejor identificación.

Y, aunque desde Creators Update Microsoft Wallet formó parte de Windows 10 para emplearse en varios sitios webs y aplicaciones, la realidad es que su uso es bastante limitado, sin embargo, la gente de Microsoft podría tener grandes planes para ella.

La cuestión aquí sería: ¿cómo? Pues Microsoft Pay se encuentra disponible sólo para móviles Windows, los cuales no tienen presencia en el mercado. El movimiento lógico sería, tal vez, llevar el servicio a las computadoras con Windows 10 para hacer pagos desde ahí.

Recientemente Microsoft ha llevado a Edge, su navegador móvil que era exclusivo para Windows 10, a Android e iOS, por lo que algunos podrían pensar que sería un movimiento lógico llevar Microsoft Pay también a estos ecosistemas.

El problema aquí, es que cada uno cuenta con su propio sistema de pagos, por lo que el de los de Redmond saldría sobrando. Aunque tal vez, la ventaja sería una sincronización entre el ordenador y el dispositivo móvil, pero fuera de eso, no hay motivos para su “traslado” a otros sistemas operativos.

No hay comentarios