JUEGOS NUEVOS

Huawei quiere que uses su nuevo Mate 10 y Mate 10 Pro como un PC

PC Mode Huawei Mate 10
La idea de ampliar la experiencia de uso de nuestros smartphones a pantallas más grandes no es nueva, y de hecho hace años ya que la industria busca la deseada convergencia entre un dispositivo móvil y un PC para homogeneizar la utilización de los cada vez más presentes servicios en la nube y quedarse con todo el pastel en una misma plataforma.
Para muestra un botón, pues hace más de tres e incluso cuatro años que ASUS desarrollaba sus Padfones para convertir al teléfono en una tableta, y tanto Microsoft con Continuum como Google con Andrómeda -ó Fuchsia- e incluso Canonical y un proyecto que se quedó en papel mojado han hecho ya sus pinitos con plataforma convergentes.
Sin embargo, fue Samsung quien se lo tomó más en serio con la llegada de sus Galaxy S8 y Samsung DeX, una estación de sobremesa que permite convertir a los dispositivos más punteros de Samsung en completos ordenadores de sobremesa conectados a un teclado, ratón y monitor externo, pero que cuesta unos 100 euros.
Huawei Mate 10 Pro

Huawei ve, y sube la apuesta…

Que los Mate 10 eran los smartphones más importantes para Huawei en los últimos años era algo que se intuía en el ambiente, así que todos esperábamos alguna sorpresa más allá de la infinidad de filtraciones que hemos ido viendo en las últimas semanas.
Al chipset HiSilicon Kirin 970 y su unidad de procesamiento neuronal dedicada exclusivamente a la inteligencia artificial ya los conocíamos, así que los rumores se fueron directos a por un modo de uso como PC que el fabricante chino debía tener en el horno para intentar hacer sombra a Samsung.
Premio para el filtrador, pues Huawei confirmaba con la llegada de los Mate 10 y 10 Pro ese nuevo modo convergente que la firma china denomina “PC Mode”, un desarrollo de software propietario que permitirá utilizar los Huawei Mate 10 como cualquier otro ordenador de escritorio, con Android eso sí, y que les deja en competencia directa con lo mejor de Samsung y de la plataforma Android por extensión.

Los chicos de Huawei ven y además suben la apuesta, pues su tecnología hará la experiencia convergente posible sin necesidad de accesorios ni costosas bases de carga que además tendremos que llevar encima. El “PC Mode” de Huawei tan sólo necesita un cable.
En la propia presentación el fabricante demostraba su uso con un adaptador USB Tipo-C a HDMI estándar, conectando un monitor y dejando ver al Huawei Mate 10 como un PC en todo su esplendor.
Además, el teléfono en el caso de Huawei no se queda inservible, pues se mantiene activo para permitirnos seguir usándolo como un teléfono -las notificaciones puede mostrarse u ocultarse en la pantalla grande- o como touchpad o teclado del propio PC de escritorio.
Una experiencia quizás más completa que la de Samsung, aunque con la duda de que acabaremos necesitando un hub o adaptadores múltiples para conectar periféricos.
Samsung Galaxy S8 DeX

Más facilidad y menos costes, aunque el éxito estará en las apps

La funcionalidad “PC Mode” desarrollada por Huawei facilita la puesta en funcionamiento del Mate 10 como ordenador de sobremesa, y además limita los costes a la compra de un simple adaptador estándar que puede encontrarse por unos 10 euros.
Obviamente, no se puede negar que lo primero para democratizar una tecnología es facilitar su integración, pero nos estaríamos engañando si creemos que el éxito o el fracaso está sólo en facilitar y abaratar su uso.
Muchos ejemplos tenemos ya de tecnologías con muchas posibilidades a las que todavía no les hemos encontrado esa necesidad que las convierta en imprescindible, los relojes inteligentes, la realidad virtual, la realidad aumentada, etc. Todos ellos muestran potencial, pero de momento no han despegado porque los servicios tampoco lo han hecho.
No será diferente con este tipo de experiencias de convergencia, pues aunque se trata sin duda de una idea atractiva, será el software compatible y los servicios los que marquen el futuro de los smartphones como ordenadores de escritorio.
No sabemos todavía qué aplicaciones serán compatibles, y la experiencia estará limitada precisamente por las aplicaciones compatibles. De ahí que seguramente la interfaz y las utilidades básicas que dependen del fabricante estén perfectamente integradas para consumo multimedia o tareas ligeras, pero habrá que esperar a la llegada de software ofimático compatible y más aplicaciones para ir profundizando en esto de los modos de PC.

No hay comentarios